La anciana chimpancé de 59 años estaba muriendo, pero recibió una visita que la llenó de felicidad!

Se llamaba Mama, es una chimpancé que tenía 59 años de edad y pasaba sus días distraída de cualquier cosa contemplando el paso de los días hasta descansar para siempre. Ya casi no tenía fuerzas y solo quería vivir en tranquilidad.

Nació en estado salvaje en el año 1957 y después fue trasladada desde Alemania a Holanda en 1971, pasando a vivir en el zoo Royal Burgers, en Arnhem. Rápidamente, por sus aptitudes de liderazgo, se convirtió en la matriarca de la colonia de chimpancés.

El tiempo pasó y cuando se grabó el vídeo Mama casi no se podía mover. Ella presentía su fin pero no se quería ir sin antes despedirse de un hombre muy importante en su vida, un profesor llamado Jan Van Hooff, cofundador de la colonia de Mama en el zoo.

El profesor visitó a Mama una semana antes de que falleciera y el encuentro fue muy conmovedor. Van Hooff le habló muy suave, le tocó el hombro y le susurró ”Mama”. Al principio ella no se daba cuenta, pero segundos más tarde giró su cabeza hacia él y lo reconoció. Mama no podía contenerse.

Este es el vídeo del momento. A partir del segundo 0:37: