Si frotas una CEBOLLA cruda en la mano puedes curar quemaduras, picaduras y más. Conoce los beneficios curativos de la cebolla cruda.

La cebolla además de ser una verdura que le da un exquisito sabor a nuestros platos de comida, también es un ingrediente esencial en varias recetas de la medicina natural, pues contiene muchas propiedades curativas excelentes para mejorar ciertos aspectos de nuestro cuerpo y organismo. Aunque muchas personas se nieguen a consumirla, es necesario mantener a la cebolla en nuestra dieta diaria, claro está, sin excesos. Esta verdura es capaz de curar cualquier quemadura, erupción y alergias con solo friccionarla en nuestra piel.

La cebolla tiene muchas cualidades curativas excelentes para nuestro cuerpo, por ejemplo, las propiedades antibacterianas, antitóxicas, antiinflamatorias, gracias a minerales como el fósforo, potasio, azufre, calcio, fibra, vitaminas B, C y E y ácido fólico. Cada uno de estos componentes actúan de diferentes formas en el cuerpo y erradican diversos padecimientos. ¿Quieres saber cuáles malestares cura la cebolla? A continuación te brindaremos toda la información necesaria.

7 padecimientos que cura la cebolla
Quemaduras:
La cebolla tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias que actúa rápidamente en las quemaduras, bajando el nivel de dolor, enrojecimiento y de hinchazón. Frota la mitad del bulbo con mucho cuidado en el área afectada y espera a que surta efecto, normalmente lo hace en pocos minutos.

Reacción a las picaduras de insectos:
Los minerales y el antiséptico que se encuentran en la cebolla son especiales e ideales para evitar la reacción a las picaduras de insectos, reducen el dolor y hacen que el veneno del animal salga naturalmente.

Dolor en el canal auditivo:
Si colocas un trozo pequeño de cebolla en tu oído durante la noche, este absorberá el exceso de cera, reducirá la molestia auditiva, bajará la inflamación (en el caso de tenerla) y mejorará considerablemente tu audición.

Altas temperaturas corporales:
Muchos sabrán que uno de los peores malestares que se pueda tener es la fiebre. Rebana una cebolla y coloca cada rodaja en las plantas de tus pies, sujeta con tus calcetines y deja reposar toda la noche, de esta manera, la fiebre bajará.

Gripe:
Prepara una crema con cebolla y aceite de coco, solo toma un ejemplar del alimento, corta en trozos pequeño y licúalos en tu licuadora con un poco del aceite. Espera hasta conseguir una sustancia homogénea y consistente y aplica en tu pecho en horas nocturnas, así lograrás combatir la congestión nasal.

Cólicos:
Si tu bebé a tu mismo están padeciendo de muchos cólicos, hierve un poco de agua y agrégale una cebolla, deja ebullir por unos minutos y luego retira del fuego. Espera a que el líquido se enfríe un poco e ingiérelo o dáselo a tu niño.

Detiene el sangrado:
La cebolla tiene propiedades cicatrizantes que ayudan a curar cualquier herida superficial que tengas, además de detener el sangrado. Solo corta una fina rebanada del alimento y colócalo justo en la herida.

¿Te ha parecido interesante este contenido? Compártelo en tus redes sociales y no olvides dejarnos tus opiniones e inquietudes en la sección de comentarios.