Engordó por una horrible enfermedad, pero su esposo jamás la abandonó y ella le dejó esto al morir

La siguiente historia no iba a ser menos. Se trata de una admirable pareja en la que estaban perdidamente enamorados, pero que la vida les puso una prueba muy difícil. Aun así, pudieron salir adelante y acabar las cosas juntos.

Holly, de 25 años de edad, estaba muy enamorada de su novio, un estudiante de ingeniería informática. Ese amor tan grande era correspondido, pues no había nada que le hiciese más feliz que pasar el tiempo junto a ella. Sin embargo, un día se diagnosticó a Holly con hipotiroidismo, enfermedad que la hacía engordar sin motivo.

La chica estaba realmente desmoralizada por lo que le estaba ocurriendo, pero su novio jamás la abandonó. Es más, le dio todo su apoyo desde el primer momento y manteniéndolo, sin importar su rápido aumento de peso. Ella se sometió a varios tratamientos, pero nada lograba controlar su desmesurado aumento de peso. La misma llego a aumentar hasta 50 kg, poniendo su salud en graves peligros.

Sin embargo, el amor que se tenían era tan grande, que la situación no fue un obstáculo en su relación. Incluso, su novio llegó a engordar 8 kg para tratar de animarla, aunque la diferencia de peso seguía siendo demasiada. Con el paso del tiempo, ambos se mudaron juntos y se acostumbraron a la situación. Era muy complicado, pero trataron de ser positivos y mantener el sentido del humor.

Una noche, a Holly se le ocurrió hacerle una cenita romántica con su pareja. Él se puso su mejor traje y ella su mejor vestido, la ocasión lo merecía. Cuando terminaron la maravillosa cena, ambos agotados se fueron a la cama a descansar.

Al día siguiente, antes de irse a trabajar, su pareja notó que algo no iba bien con Holly, así que trato de averiguarlo. Cuando se acercó a ella, notó cómo su corazón dejaba de latir, llamando de inmediato. Sin embargo, ya no había nada que hacer, Holly había fallecido. Al parecer, ella presentía lo que le estaba sucediendo, por lo que había escrito una carta. Al regresar a casa, John la encontró:

LA CARTA DE HOLLY

“Mi amor, no sé qué me está sucediendo, pero es probable que cuando encuentres esta carta, ya no esté a tu lado. Sabes que soy cobarde y odio las despedidas, por eso, decidí escribirte esta carta. En una cita, el doctor me había dicho que necesitaba una operación de urgencia. La misma me dejaría postrada en cama por 10 meses. Pero yo no estaba dispuesta a pasar por esa situación ni hacerte pasar a ti por ella.

Quiero que sepas que te amé con toda mi alma y ser. No cambiaría por nada los años que pase a tu lado, pues me apoyaste como nadie lo habría hecho. Siempre me llenaste con tu amor y cariño que me daban ánimo para continuar. A donde sea que parta, llevaré ese amor conmigo, pues 2 libros no bastarían para expresarte lo que siento por ti, mi querido John.

Eres el hombre más fantástico que pueda existir en la tierra, y tuve el privilegio de tenerte a mi lado. Por eso, quiero que vivas tu vida como una aventura, explora, viaja, conoce nuevas cosas, inspírate. Sobre todo, llena tu vida con el mismo amor con que me llenaste a mí y busca a alguien que te ame como yo.

Yo no podré acompañarte en este viaje que emprenderás en tu vida y prefiero que sea así. No me habría perdonado mantenerte atado a mí viendo como mi enfermedad me mataba. Por eso, te pido que seas libre y encuentres a alguien que te ame de verdad. Un hombre como tú merece ser amado por toda la vida y disfrutar de tiernas caricias en todo momento. Quiero que sepas que parto de este mundo feliz y enamorada, pues fue una bendición tenerte a mi lado.

Te amo John y siempre te amaré. Te estaré esperando mi cielo, y quiero que sea una larga espera, pero valdrá la pena. Por siempre tuya, Holly.”

EL AMOR SINCERO RECOMPENSA DE MUCHAS FORMAS

Junto con aquella carta, Holly dejó un testamento en el que le entregaba 10 millones de dólares que le correspondían como herencia, por ser parte de una familia muy adinerada. Esta pasaría a pertenecer en su totalidad a John, quien siempre la cuidó y la amó de verdad.

Historias como estas merecen ser compartidas con todo el mundo, pues nos demuestran que el amor verdadero, aunque a veces cueste creerlo, aún existe. Así que, no dudes en compartirla en tus redes sociales para que otros también se sientan inspirados.

¿Qué te ha parecido la historia? Nos encantaría nos hicieses saber tu opinión a través de los comentarios.

¡Y por favor, COMPARTE esta historia con todos tus familiares y amigos de Facebook!